Naciendo en Holanda

La Ley en los Países Bajos

Convierte lo malo en arte – T04E03

Noe es venezolano, arquitecto, músico y podcaster y de todo lo que se te ocurra, porque algo que tiene Noe es que convierte hasta lo malo en arte.

Hace 11 años nos encontramos en los pasillos de algún ministerio en Caracas tratando de apostillar nuestros documentos para emigrar con todo en ordén. Allá, en uno de esos encuentros, me contó bajito que él emigraba a un país que no podía nombrar en ese lugar: Israel. Y desde ese entonces, vive en la tierra prometida para los judíos.

Noe es un podcaster también pero me cuenta que esta en esto desde el 2006, cuando todavía esto no eestaba de moda.

Aunque se fue teniendo un conocimiento básico del idioma hebreo, le tocó perfeccionarlo estando allá para poder construir una nueva vide en Israel. Según él, se autoevalua con un 7 de 10, pero todos los que hemos tenido que aprender otro idioma para vivir, sabemos que nos merecemos un 11 de 10. ¿Tu qué opinas?

Le pregunto a Noe si, al igual que yo, siente que tienes otra personalidad cuando habla su nuevo idioma. Y coincidimos.
Tiene una personalidad con su pareja que es estadounidense y con quien se comunica en inglés, tiene otra personalidad más profesional en hebreo y por su puesto si personalidad base que se desarrolla en español.

Opina que los consejos pedidos siempre son buenos consejos. Y que el mejor consejo que le dieron fue miesntras atravesaba un momento difícil de su vida.

Su tía le dijo un día, «todo lo negativo que estás viviendo, transformalo en creatividad.»
Sus mejores canciones salieron de momentos oscuros en su vida.

Siempre ha estado relacionado a la música. Desde pequeño siempre quizo tener un saxofon pero sus papás nunca lo complacieron.
Le interesaba la música judía y hasta hacía música para matrimonios.

Le gusta las redes sociales aunque en los últimos años ha preferido ir recortando lo que compartía y consumía en las redes sociales. Aunque concluimos que los grupos de whatsapp de las familias siempre son los peores.

Me cuenta que le costó dos años entrar en la arquitectura. Además de perfeccionar el idioma, tuvo que expandir su rede de contactos para poder entrar en el campo de la arquitectura.
Sin embargo, en sus incios hizo trabajos de seguridad, de pastelero y de todo un poco para poder sobrevivir. Hasta que un día se cansó y regreso a Venezuela porque no encontraba estabilidad en Israel.
No duró mucho, y volvió recargado y de ahí no ha parado de conquistar espacios en su carrera, de aprender cómo se hace arquitectura en Israel y de entender que cada apartamento tiene que tener un refugio.

Hablamos de su falta de olfato y gusto cuando pasó por el corona, nos reímos de lo poco chic que suena la palabra arepa, y al final, como con mis otros invitados, le dejé que me hiciera una pregunta para cerrar la entrevista.

Noe me preguntó » ¿Cómo llegaste a independizarte como arquitecta?»
Parece que también es su meta y yo, como emprendedora y entusiasta de todo aquel que quiere tomar riendas en sus asuntos, le anvío desde aquí todos mis mejores deseos para que empiece pronto su oficina de arquitectura en su nuevo país Israel.

Aquí puedes encontrar todos las redes sociales de Noe.


Este podcast no contiene publicidad.
Colaborar con € 5- para mantenimiento y mejora.
Puedes hacerlo con tu cuenta iDeal o PayPal a través de Get Funded.

Otras plataformas de podcast por donde puedes escucharme:


Siguiente Entrada

Anterior Entrada

Dejar una respuesta

© 2022 Naciendo en Holanda

Tema de Anders Norén